Principal Cuaderno Nº 2 Índices

La arqueología prehistórica en el valle de Campoo

Alonso Gutiérrez Morillo


INTRODUCCIÓN 

El plan de Prospecciones de Arqueología Prehistórica en el valle de Campoo, es un proyecto de investigación que ha venido funcionando en la zona, dirigido por el autor de este trabajo, con los correspondientes permisos de la Consejería de Cultura, de la Excma. Diputación Regional, desde el año 1.989.

El espacio geográfico que estudia es muy amplio, puesto que engloba los términos municipales de Campoo de Suso, Enmedio, Yuso, Reinosa, Lantueno y Santiurde de Reinosa. De igual manera, el espacio cronológico abarca desde los primeros momentos del asentamiento humano en la comarca: Paleolítico Inferior, hasta la aparición de los primeros poblados de la Edad del Hierro. 

Este artículo no pretende ser un trabajo científico "duro", sino que en el ánimo del autor está divulgar los interesantes resultados obtenidos hasta este momento. Sobre todo, en las épocas más antiguas de la ocupación humana en la comarca. 

Así, intentaremos evitar, en la medida de lo posible, los "tecnicismos" propios de la terminología prehistórica, en favor de una mejor comprensión por parte de todas aquellas personas que tengan "a bien" acercarse a sus páginas. 

Por otro lado, pedimos perdón a los "especialistas", a los que remitimos a publicaciones más especializadas.

 

RESULTADOS ARQUEOLÓGICOS

En estos momentos los resultados arqueológicos más importantes se refieren a dos momentos prehistóricos muy característicos, como son el Paleolítico Inferior y el "Megalitismo".

Yacimientos Paleolíticos

Utensilios paleolíticos de la zona de RiañoDurante el Cuaternario, período que es considerado como el más moderno de los tiempos geológicos de la Tierra, con un límite inferior de 3 millones de años y uno superior que ronda los 10.000 años, se producen dos fenómenos que son especialmente interesantes para nuestros propósitos, a saber:

a/ El desarrollo del ser humano sobre la Tierra.
b/ Alteraciones climáticas de períodos fríos, denominadas "glaciaciones", con otros más suaves llamados "interglaciares". Estos periodos fríos se denominan en Europa, del más antiguo al más moderno, Günz, Mindel, Riss y Würm.  

Los yacimientos paleolíticos encontrados en Campoo se sitúan, probablemente, en el integlaciar Riss‑Würm y los primeros momentos de la glaciación de Würm, en la que los hielos perpetuos bajaron hasta cotas aproximadas de 1.500 metros y se situaron a tan sólo kilómetro y medio del actual cauce del río Hijar, lo que nos daría una cronología de unos 120.000 años B.P. (B.P. significa "antes del presente", tomando como referencia el año 1950).

Tres son las zonas de estudio que han deparado restos de este periodo:

1/ZonadeRiaño: se situaría entre Entrambasaguas y el puente del río Hijar en el camino de la ermita de la Virgen del Abra (Villar).

En esta zona hemos encontrado utensilios del Paleolítico Inferior (hendedores, bifaces, picos triédricos, raederas, núcleos...etc.), en los niveles de terrazas cuaternarias altas (+_ 20 metros sobre el nivel del río), más de 300 piezas, que son las más antiguas de la zona y que demuestran claramente la presencia humana en el valle en tan remotas épocas.

Además, aparecen artefactos en las terrazas medias y bajas (+_ 8 m. y +_ 2 m. aproximadamente), lo que nos presenta una ocupación humana con cierta continuidad en el valle durante los últimos momentos del Paleolítico Inferior y los primeros del Paleolítico Medio.

Se trata de grupos humanos nómadas que se moverían tras las grandes manadas de animales gregarios como el caballo, el toro o el bisonte.

2/ Zona de terrazas de la cantera de Matamorosa: <>donde se han estudiado dos niveles de terrazas, siendo la más antigua la de + - 4 m., que se conserva perfectamente. Situación poco frecuente en esta parte del cauce del río, como consecuencia de los múltiples trabajos de encauzamiento que han destrozado literalmente las posibles formaciones que habría entre las zonas 1 y 2.

En este nivel se han recogido un centenar de utensilios que podrían perfectamente encuadrarse en un momento temprano del Paleolítico Medio, en torno a unos 100.000 años B. P.

El nivel de + - 2m. nos ha entregado utensilios más evolucionados, que en la actualidad están en fase de estudio, para encuadrarlos en un momento cultural y cronológico determinado.

Utensilios paleolíticos de las terrazas del Ebro3/ Zona de terrazas del río Ebro en Reinosa frente a la Residencia de Ancianos: dentro de esta zona, en unas perforaciones para la construcción de un pozo, ya en el término municipal de Nestares, se encontraron los únicos restos paleontológicos que tenemos en la actualidad . Corresponden a un herbívoro de gran tamaño, posiblemente un hipopótamo.

Debido a que no hay datos claros sobre las circunstancias del hallazgo, profundidad, etc., sólo podemos constatar el hecho de las grandes variaciones que ha sufrido la fauna del valle desde tan remotos tiempos.

En los cortes efectuados para la extracción de gravas en la finca de D. Julio Mier (a quien desde aquí agradecemos su colaboración), hemos recolectado una interesante colección de utensilios, que podrían encuadrarse en el mismo período cronológico expresado más arriba, siendo especialmente interesantes por ser los objetos humanos más antiguos encontrados, hasta ahora, en el cauce del río Ebro (cantos trabajados, hendedores, utensilios sobre lasca... etc.).

Del período denominado Paleolítico Superior (35.000 10.000 B.P.), situado ya en plena glaciación de Würm, del que Cantabria es tan rica, como demuestran la cueva de Altamira, El Castillo, Hornos de la Peña, Morín ... etc., en la comarca de Campoo todavía no hemos podido encontrar restos que nos permitan tener constancia de ocupación humana.

Cromlech de La Población de SusoEsto no quiere decir que estuviese deshabitada, sino que los restos, es muy probable que no se hayan conservado o que, como consecuencia de las pocas tierras de labor que en la actualidad se explotan, las posibilidades de prospección son muy escasas.

De todas formas, en el término municipal de Santiurde de Reinosa, gracias a la información que nos proporcionó D. Ramón Gutiérrez, pudimos prospectar dos cuevas, llamadas de 'Juan Marín" y de las "Arrigueras".

En esta última encontramos una lámina de sílex, material que no existe en la zona, y que por tanto, podría ser un indicio de ocupación humana de este período, aunque todavía muy poco fiable.

En la llamada cueva del "Agua", en Lantueno, se encontraron restos humanos que fueron depositados en el Departamento de Prehistoria de Santander en 1981, según noticias del C.A.E.A.P. Estos restos pudieran ser de mucha importancia, aunque en la actualidad se encuentran en paradero incierto.

Por último, no hemos encontrado todavía indicios de pinturas rupestres paleolíticas, ni ninguna otra manifestación artística de este período.

Yacimientos y hallazgos postpaleolítícos

El momento postpaleolítico mejor documentado en nuestra zona se refiere al fenómeno cultural denominado "Megalitismo".

Efectivamente, estos monumentos construidos con grandes piedras son ya citados en la comarca a mediados del siglo XIX

Ángel Ocejo Herrero, por otro lado, se hace eco en sus publicaciones (Ocejo, A. 1.986), de las noticias sobre "Megalitismo" dadas a conocer por el "Duende de Campoo", sobre el "cromlech" , que se encuentra encima de la Población de Suso, desde el que se domina, prácticamente, toda la vega del río Hijar.

Cámara funeraria megalítica 1. Los Lagos

Cámara funeraria megalítica 1. Los LagosLuis Cesar Teira Mayolini, en su obra El Megalitismo en Cantabria (1.994), cita una "estructura tumular" en Paracuelles, tres más en Fresno del Río, en la zona conocida como "Arvejales" y una más en Soto, en el lugar conocido como "El Oterillo".

Por nuestra parte, hemos de decir, que gracias a la inestimable ayuda de D. Nicanor Gutiérrez, alcalde de la Hermandad de Campoo de Suso, pudimos constatar la existencia de un conjunto megalítico situado en el lugar denominado "Los Lagos", en los terrenos comunales de la Hermandad, arriba del pueblo de Mazandrero,

En este conjunto hemos constatado, hasta el momento, la existencia de dos cámaras funerarias y dos menhires; estando entre los proyectos prioritarios del que firma estas líneas, su excavación arqueológica, debido a su gran importancia y a la escasez de estos conjuntos en Cantabria,

Cámara funeraria megalítica 2. Los LagosDe esta manera, podemos decir que aunque no tenga­mos por ahora ninguna fecha absoluta para estos monu­mentos en Campoo, nada indica que, de entrada, no poda­mos incluirlos' en la cronología del último tercio del IV mi­lenio a, C. que L. C. Teira atribuye a la generalidad de los me­galitos en Cantabria.

Así, tenemos que las primeras manifestaciones de una economía productora, probablemente basada en algún tipo de ganadería trashumante, están atestiguadas claramente en estas fechas en Campoo.

Por último, de la Edad del Bronce hay noticias de algunos hallazgos importantes en la comarca, aunque podemos decir que por ahora son artefactos dispersos, sin la constatación de yacimientos importantes, salvo la cueva de "Los Hornucos" o de Suano.

Estos artefactos son: un hacha plana del Bronce Pleno encontrada en la excavación del P. Carballo en la cueva de Suano(  Carballo, J. 1.935), y otra de "cuerpo estrecho y filo muy abierto y curvo" (González Sainz, C. y González Morales, M. 1.986), procedente de la zona de Reinosa. Ambas se podrían incluir cronológicamente entre el 1.500 ‑ 1.000 a. C.

Por otro lado, en la mina de Requejo, se encontraron dos hachas de talón y una anilla, que fueron depositadas en el Museo Arqueológico Nacional en 1.916 Jorge Aragoneses, M. 1,953), pertenecientes ya al Bronce Final, 800 ‑ 700 a. C., al igual que la punta de lanza de enmangue tubular hallada en Pico Cordel.

CONCLUSIONES

En este rápido recorrido por los tiempos prehistóricos del valle de Campoo, hemos atestiguado una presencia humana desde tiempos muy remotos hasta fechas del primer milenio antes de Cristo. El desarrollo posterior de la Edad del Hierro y la problemática del pueblo cántabro se escapa a este estudio.

Mucho queda aún por hacer y muchas son las lagunas que todavía tenemos: Paleolítico Superior, arte prehistórico, primeros momentos del Neolítico, yacimientos representativos de la Edad del Bronce ... etc. Pero lo que es indudable es que hemos empezado a andar el camino y algunas etapas de la Prehistoria del valle van saliendo de la bruma del tiempo: Paleolítico Inferior y Medio y Megalitismo, sobre todo.

Desde aquí agradecemos sinceramente de nuevo la amabilidad de las personas que desinteresadamente nos han ayudado y pedimos el apoyo de todas aquellas que quisieran hacerlo desde ahora, así como el de las distintas Instituciones Públicas de la comarca.


BIBLIOGRAFÍA

C.A.E.A.P.: Carta Arqueológica de Cantabria. Ediciones Tantín,Santander, 1988.
CANO HERRERA,M.
"Et allí¡": Prehistoria. Editorial Nájera, Madrid, 1983. 
CARBALLO,J.:
La caverna de Suano (Reinosa). Datos geográficos e históricos. Altamira, 1935.
CHALINE, J.:
El Cuaternario. Editorial Akal, Madrid, 1982.
GARCIA GUINEA, M.A.
"et allii": Historia de Cantabria, Prehistoria, Edades Antigua y Media. Editorial Estudio, Santander, 1985.
GONZALEZ SAINZ, C. Y GONZALEZ MORALES, M.:
La Prehistoria en Cantabria.Ediciones Tantín, Santander, 1986. 
JORGE ARAGONESES,M.:
Hacia una sistematización de la Edad del Bronce en la actual provincia de Santander. Altamira, 1953.




Índices

Volver

Arriba


2003, Jose L Lopez